“Todas las grandes verdades comienzan siendo blasfemias”

George Bernard Shaw