La lechuza y las palomas

 

Una lechuza se enteró de que en cierto palomar vivían muy bien alimentadas unas palomas. Se pintó de blanco para disfrazarsey se mezcló con ellas.

Las palomas no reconocieron a la intrusa, mientras estuvo sin abrir el pico; pero un día que olvidó cuál era su papel, chilló como lechuza que era y las palomas la echaron a picotazos del palomar.

Desconcertada, regresó a la torre de la iglesia donde vivía, pero sus compañeras no la conocieron por aquel plumaje extraño, y la echaron de su lado.

Así la pobre lechuza perdió hasta su propio refugio.
Quien su bien usurpa al dueño, no espere tranquilo sueño.

 

índice cuentos